25 de junio de 2007

El informe de Pettit

Tal y como pensaba, Miquel Iceta publica en su última entrada el informe elaborado por Philip Pettit, al que nos referíamos ayer. A modo de adelanto, pego las conclusiones del mismo:

Quizás sea útil, a modo de conclusión, si resumo el balance general de mis
hallazgos e impresiones. He intentado analizar las iniciativas en política interior
del gobierno de Zapatero desde un punto de vista republicano o
civicista en el cual el objetivo del gobierno es reducir el dominio del sector
privado sin pasarlo al sector público. En primer lugar estudié las políticas
contra el dominio privado y luego las concernientes a evitar el dominio
publico.
El dominio del sector privado se ve facilitado por carencias generales como
los desequilibrios de una boyante economía, un sistema judicial lento y
torpe, y un sistema educativo por debajo de la media. Y también por otros
problemas más específicos. Estos incluyen la vulnerabilidad personal, ya
sea patrocinada por las desventajas físicas, económicas o culturales,
exposición común al crimen y terrorismo: y el indebido poder de las
corporaciones locales, comerciales o eclesiásticas.
El gobierno no ha sido capaz de eliminar las deficiencias generales
enunciadas pero ha llevado a cabo políticas, a menudo construidas en la
época de Sanar, que con el tiempo deberían ayudar a reducirlas. Ha tomado
iniciativas valientes , arriesgadas relacionadas con las vulnerabilidades de
la mujer, homosexuales, inmigrantes ilegales, los discapacitados, y
trabajadores con contrato temporal, HA afrontado ala amenaza terrorista
directamente, aunque ETA le propinó un duro golpe a sus intentos lógicos
d llegar a un acuerdo. Y finalmente ha rectificado en gran parte la historia
anomalía de los continuos subsidios a la Iglesia Católica Romana.
Los peligros del control público son tan familiares como los del privado. La
dominación facilitaría que el gobierno fuera reacio a ceder información, por
ejemplo, hostil a un debate parlamentario, no propicio a unos medios de
comunicación independientes, y ansioso por controlar el poder en sus
manos, cuando un gobierno se inclina en estas direcciones, se convierte en
un poder en las vidas del pueblo que ellos no pueden controlar o visualizar
de manera efectiva.
El gobierno de Zapatero ha sido menos secreto, menos hostil al parlamento,
menos impaciente por tener unos medios de comunicación independientes
y menos ansiosos por tener el poder en sus manos que otras
administraciones. Y además ha dado pasos valientes. Ha establecido una
ley de publicidad, dando mayor atención y poder al parlamento, ha
convertido a la televisión estatal en estatutariamente independiente y ha
apoyado una mayor autotomía de las comunidades.
No quiero decir que en estos dos frentes el gobierno haya sacado un diez
sobre diez. Hay más medidas que yo sugerí que debería haber tomado en
un cierto número de áreas. Si es reelegido espero que refuerce los derechos
de bienestar de los menos favorecidos, que soluciones la grave saturación
de los centros penitenciarios, que profundice en la transparencia del
gobierno entretejiendo? La libertad de información k tome las medidas k
sean necesarias para restaurar la confianza en un poder judicial
independiente.
Pero si las medidas adoptadas por el gobierno dejan lugar a la mejora, lo
importante es que se han tomado muchos pasos en la dirección correcta. No
se como le irá en el remolino electoral. Y tampoco sé como le irá cuando el
tribunal constitucional emita su dictamen sobre el estatuto catalán. Pero si
se una cosa. La administración de zapatero ha mantenido la fe en su visión
de gobierno civicista o republicano. Y haciéndolo así, ha establecido
estándares de honestidad, coraje y efectividad. A pesar de los enormes
desafíos a los que se ha enfrentado en los últimos años, ha mantenido una
dirección constante y ha hecho de España un modelo de actuación para una
democracia avanzada.

1 comentario:

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.